Muslos de pollo al horno con queso

muslos_pollo_queso

Ingredientes
  • 6 muslitos de pollo
  • 300 gramos de cebolla (1 grande o 2 pequeñas)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 Vaso de vino tinto
  • 1/2 cucharada de harina
  • 1 vaso de nata líquida
  • 100 gramos de queso rallado
  • 1/2 vaso de tomate frito de brick
  • Aceite
  • Sal

tiempo Dificultad media
tiempo 3 Personas
tiempo 60 Minutos

 

La receta de hoy hace ya tiempo que la tenia pendiente (hace unos cuantos meses), por lo tanto no os hago esperar mas. La receta original es de un libro de cocina, aunque no recuerdo con exactitud cual es, seguramente algún libro de cocina antiguo de esos que casi todos solemos tener olvidados y llenos de polvo en el fondo de algún armario.

Sin duda estos muslos de pollo al queso, son una manera perfecta de escapar de la rutina, por lo menos para los que os pase como a mi, que cuando pienso en pollo y horno, inmediatamente me viene la idea de prepararlo con algún tipo de hierba aromática.


Preparación
  1. Lo primero es preparar las verduras para tenerlas a mano para cuando las necesitemos. Quita la piel a la cebolla, lávala para quitar posibles restos de piel o suciedades si es que las hay, y corta en cachos pequeños. Pela y corta en cachos los ajos. Ahora reserva aparte.
  2. Ahora vamos a dorar el pollo(así conseguiremos darle un mejor toque final al pollo), incorpora una sartén en el fuego con un buen chorro de aceite. Cuando el aceite este muy caliente, incorpora los muslos y fríe por ambos lados hasta que la piel quede dorada (aproximadamente 3 minutos por cada lado). Después retira los muslos y reserva en un plato.
  3. En la misma sartén pochamos la cebolla. Antes retira el exceso de aceite de la sartén y pon el fuego a temperatura media, después añade la cebolla junto con la sal y deja freír hasta que quede blanda (aproximadamente 10 o 15 minutos).
  4. Remueve de vez en cuando. Una vez que este terminando, y justo antes de pasar al siguiente paso, es el momento de incorporar los ajos y remover.
  5. Una vez que la cebolla termine de pochar, añadimos la harina. Removemos y dejamos cocinarse durante 2 o 3 minutos, sin dejar de remover…
  6. A continuación aumentamos la temperatura del fuego. Incorporamos a la cacerola el vaso de vino tinto, removemos bien. Incorporamos el vaso de nata y volvemos a remover. Deja hervir durante 5 minutos. Ponemos a calentar el horno a 200 grados.
  7. Para terminar con la preparación de los ingredientes, tan solo nos falta batir la salsa con la batidora.
  8. En una fuente de horno, ponemos una base de tomate. Encima coloca los muslitos de pollo. Cubre con la salsa de cebolla, vino y nata. Hornea entre 15/20 minutos.
  9. Por ultimo retira la bandeja del horno (con mucho cuidado, que quema), cubre con el queso rayado y gratina durante 5 minutos (Con la función de gratinar de tu horno).

En cuanto a la cantidad de ingredientes, están calculados para servir a 2 o 3 comensales, depende de la cantidad que ingiera cada comensal, también hay que tener en cuenta, si el plato se va a acompañar con algún entrante. Puedes adaptar las cantidades al numero de platos que necesites.

Si la cebolla, en vez de dorarse, empieza a quemarse puede ser por varios motivos, que la sartén no tenga suficiente aceite, que la temperatura este demasiado alta, o otros motivos. En cualquier caso, si ves que la cebolla empieza a quemarse reduce la temperatura y remueve con mas asiduidad.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *